La Competición

CATEGORÍAS:

Existen tres categorías de competición, dependiendo del tamaño en altura del perro:

Standard (L): perros con más de 43 cm de altura a la cruz.

Midi (M): perros para perros entre 35 y 43 cm a la cruz.

Mini (S): perros con menos de 35 cm de altura a la cruz.

Las alturas y dimensiones de determinados obstáculos variarán en función de cada categoría.

Altura: L: 55 cm. a 65 cm.
M: 35 cm. a 45 cm.
S: 25 cm. a 35 cm.

GRADOS O NIVELES:

Existen tres grados en los que competir:

GRADO 1 (inicial y más básico)

GRADO 2

GRADO 3

La dificultad de los recorridos y velocidad de ejecución se irán incrementando a medida que se ascienda de grado.

TERRENO DE JUEGO Y RECORRIDO:

El terreno necesario para la instalación de un recorrido de agility, debe tener una superficie mínima de 20×40 metros, aunque la medida ideal es de 30×40 metros.
El recorrido propiamente dicho tendrá una longitud entre 100 y 200 metros y según la categoría de las pruebas comprenderá de 15 a 20 obstáculos.

El trazado del recorrido debe realizarse en un tiempo que no puede superar el determinado por el juez de la prueba. La colocación de los obstáculos y el orden en realizarlos los determina el juez. Un número al pie de cada obstáculo indica el itinerario a seguir.

En una competición de agility existen dos tipos diferentes de recorridos: el jumping, y el completo (o agility Standard). La diferencia entre ambos está en el tipo de obstáculos que se emplean:

  • En el recorrido jumping sólo se utilizan saltos, túneles y slalom.
  • En el recorrido completo se emplean, además, los denominados “obstáculos de contacto” (pasarela, empalizada y balancín)

PENALIZACIONES:

Existen 3 tipos de penalizaciones, que a grandes rasgos se resumen en:

  • FALTAS: Derribos de las barras de los saltos, no tocar con alguna de la patas las zonas de contacto señalizadas en diferente color sobre los extremos de  “Empalizada”, “Pasarela” y “Balancín”…
  • REHUSES: Las paradas del perro frente al obstáculo, los desvíos laterales o el abandono antes de haberlo superado totalmente,…
  • ELIMINADO: Ejecutar un obstáculo en orden inverso…

Cuando se excede del Tiempo de Recorrido Standar se contabiliza un punto por cada segundo sobrepasado (con apreciación de las correspondientes centésimas).

DESARROLLO DE LA PRUEBA:

1. Reconocimiento de pista sin perro

Los participantes, hasta el momento de la competición, desconocen cuál va a ser el trazado final que tendrán que acometer, por lo que antes de realizar cada recorrido con su perro, dispondrán de 7 minutos, para reconocer y memorizar el orden de paso de los obstáculos.

Además también tendrán que establecer las diferentes estrategias relativas a su ubicación y movimientos dentro de la pista, cuestión fundamental de cara a obtener el mejor resultado.

2. Realización del recorrido

Una vez terminado el reconocimiento, empieza la competición.

Uno a uno los participantes realizarán el recorrido en el orden que se haya determinado por sorteo previo.

El guía se presenta en la pista y sitúa a su perro en posición de sentado, tumbado o de pie detrás de la línea de partida. Si aún posee la correa , se le quitará junto con el collar. Su uso no está autorizado durante el recorrido por razones de seguridad.

 

El guía no deberá llevar nada en sus manos.

Después de que el juez lo ordene el guía dará la salida a su perro, poniéndose en marcha el cronómetro en el momento en que el perro cruce la línea de partida.

El guía conducirá a su perro realizando los obstáculos en el orden marcado, pero sin tocar al perro ni los obstáculos.

No se permitirá que el guía realice, ni por encima ni por debajo, ninguno de los obstáculos del recorrido.

Dentro del recinto, el perro irá siguiendo las indicaciones de su dueño que será quien se encargue de guiarlo, acompañándole a la carrera durante todo el recorrido. El guía emplea órdenes verbales y fundamentalmente visuales (su propia colocación dentro de la pista) que son las que le permiten indicar al animal cuál es el siguiente obstáculo que habrá de realizar.

No está permitido ningún tipo de contacto con el perro, bajo riesgo de ser eliminado. El perro en todo momento está bajo las órdenes y control del guía, quien tendrá que coordinar convenientemente sus movimientos con los del perro, de forma rápida y precisa, para buscar la colocación necesaria que le permitirá afrontar con éxito el siguiente obstáculo, y así conseguir terminar la pista sin penalizaciones y en el menor tiempo posible.

Si por cualquier circunstancia el participante acomete un obstáculo que no correspondía según el orden establecido, queda eliminado.

La prueba termina y el tiempo se detiene cuando el perro cruza la línea de llegada. Entonces el guía le vuelve a colocar la correa a su perro y abandona la pista.

Resulta ganador de la prueba el equipo que complete el trazado en el menor tiempo posible, y sin cometer penalizaciones.

Cabe destacar que todos los perros son sometidos a un control veterinario antes de las competiciones, verificándose los certificados de vacunación antirrábica.

No se admite la participación de perros enfermos, heridos, o las hembras en periodo de gestación.

Además, se realiza un test de socialización a los perros, para comprobar que no tengan ningún problema de agresividad.

Adiestramiento y corrección de conductas

Enjoy this blog? Please spread the word :)