Historia

La historia del agility empieza a finales de la década de los 70, cuando el comité organizador de la prestigiosa exposición canina “Dog Crufts show” buscaba un evento para amenizar los tiempos muertos entre las pruebas de obediencia y las exhibiciones de grupo. La tarea de encontrar una actividad adecuada le fue encomendada en 1977 a John Varley, miembro del comité organizador de Crufts.

Varley también era un aficionado a la hípica, y se le ocurrió la idea de realizar una exhibición similar a las competiciones hípicas, sólo que con perros en lugar de caballos. Al no ser un experto en adiestramiento canino, Varley pidió ayuda a Peter Meanwell, competidor y juez de pruebas de trabajo. Además de Meanwell, otros expertos se unieron a la tarea y se lograron conformar dos equipos de agility.

Con todo preparado, el agility hizo su debut formal en Crufts en febrero de 1978. El público quedó fascinado y el agility se aseguró su continuidad como deporte canino.

Además de la participación de experimentados adiestradores, la primera exhibición de agility contó con un ingrediente fundamental: la seguridad de los perros. Varley y Meanwell habían dedicado mucho tiempo en diseñar obstáculos que permitieran un show atractivo pero que, al mismo tiempo, garantizaran que los perros no fuesen a lastimarse durante la prueba. Esto fue uno de los mayores aciertos de los creadores del agility.

Habiéndose presentado por primera vez en la exposición canina de mayor prestigio mundial, el agility cobró fuerza con mucha facilidad. Experimentados criadores y aficionados novatos empezaron a interesarse en este deporte. Los adiestradores también se adhirieron a la “nueva moda” que con el transcurso del tiempo demostró ser mucho más que una simple tendencia pasajera.

Durante la historia del agility, los reglamentos de este deporte canino han sido modificados más de una vez. Ya no es el incipiente deporte que fue en sus orígenes, sino un deporte canino sólidamente establecido. Sin embargo, lo que no ha cambiado es el fuerte vínculo guía-perro y la enorme diversión que se obtiene con la práctica del agility.

Hoy en día existen muchas organizaciones que promueven la práctica del agility y llevan a cabo competiciones. El agility se ha extendido a muchos países e incluso se realizan campeonatos mundiales.

En España el Agility empezó a practicarse a finales de la década de los 80, y hoy en día existen más de 70 clubs de Agility repartidos por toda la geografía española.

Adiestramiento y corrección de conductas

Enjoy this blog? Please spread the word :)